Firmes y Adelante

Recursos Cristianos Evangélicos    

Apologética - Religiones y sectas: adventismo, iglesia local y otros -

Categorías La Iglesia Adventista y el Juicio Investigador - Por Pablo Santomauro

Apologética
Actualidad
Doctrina Bíblica y Teología
Historia
Evangelismo
Educación cristiana
Familia cristiana
Culto cristiano
Vida cristiana
Recursos Varios

Buscar en todos los Recursos:

Buscar en esta Categoría:
Búsqueda Avanzada

 

La Iglesia Adventista y el Juicio Investigador
Por Pablo Santomauro

Clase dada como parte de la serie sobre el Adventismo durante el curso de apologética de sectas llevado a cabo por el Centro de Investigaciones Religiosas (CIR), durante el invierno del año 2002 en Azusa, California.


Buenas noches. Bienvenidos otra vez. Este es nuestra segunda clase sobre los adventistas del séptimo día. El interés que uds. han demostrado durante todo el curso muestra que aun hay cristianos dispuestos a preparse para defender la fe. Es posible ser cristiano y pensar al mismo tiempo. No tenemos que dejar nuestra mente en la puerta cuando entramos a una iglesia.

Corresponde decirles que el estudio de hoy es marcadamente intensivo y contiene una enorme cantidad de información compactada en un muy breve lapso de tiempo. Por eso recomendamos adquirir el cassette para que puedan repasarlo. A algunos de uds. les va costar trabajo seguirnos. Suplico su paciencia.


Introducción

Muy bien, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, según sus páginas de internet y sus publicaciones oficiales, reclama tener 13 millones de miembros en 205 países.

Oficinas centrales en Washington DC - organizados como una democracia representativa, es decir, los dirigentes más bajos eligen representantes a los puestos más altos.

Poseen el sistema protestante educacional unificado más grande del mundo: más de 6000 escuelas, colegios y universidades.

En el campo de la medicina y la salud administran más de 600 hospitales, clínicas, centros de convalescencia y otras instituciones alrededor del mundo. Todos de gran calidad en lo que tiene que ver con servicio, profesionalismo y tecnología avanzada, la última palabra. Ej: Universidad y Centro Médico Loma Linda, aquí en el sur de California, la meca para muchos doctores de renombre.

Son conocidos por sus programas para dejar de fumar, para rebajar de peso, y para vivir una vida saludable en materia de alimentación, lo que no es malo en sí mismo.

Usan estos "ganchos" para atraer gente a sus filas (un tipo de evangelismo). ¿Quién no quiere dejar de fumar, o rebajar si está pasadito de peso? Luego, sobre el final de los cursos, viene la presentación, o más bien la conexión con la iglesia adventista y la Biblia.

Legalismo: movimiento caracterizado por un marcado legalismo, sobre todo en lo que tiene que ver con la observancia del sábado. También hay restricciones de carácter alimenticio -que no son malas realmente- pero que en algunos casos como sucede a menudo, al no ser observadas lleva a que la persona sea considerada espiritualmente leprosa, es decir, se le mira como inferior.

También tienen restricciones con respecto a las joyas, el maquillaje y la ropa, en mayor o menor grado, dependiendo del extremismo o moderación de los pastores y de la zona geográfica donde esté la congregación.

Son conocidos por sus doctrinas distintivas tales como el guardar el sábado, y otras como la doctrina del sueño del alma, la idea de que el la persona o el alma duerme o pasa a un estado de inconciencia en una burbuja de tiempo y espacio hasta el día de la resurrección.

Cuando uds. concurren al sepelio de un adventista y lo ven en el féretro todo arregladito como los arreglan aquí en los EEUU, con su traje y corbata, su maquillaje y su corte de pelo, no se les ocurra decir "¡Qué lástima! Tan bien arreglado y no tiene donde ir."


El nombre de la denominación

Observando el nombre de la Iglesia, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, notamos que en él se destacan dos de las doctrinas que la organización enfatiza con más persistencia.

La mención del séptimo día es una referencia a la observancia estricta del día sábado, en oposición al día domingo, que es cuando se congrega la gran mayoría del cristianismo.

El guardar el sábado es una marca distintiva del movimiento, son los paladines en esa materia. Son extremadamente dogmáticos al respecto y usan este caballito de batalla como herramienta evangelística, no para predicar a Cristo entre los incrédulos sino para reclutar otros cristianos, especialmente a aquellos que sufren de anemia doctrinal (la mayoría en estos días). Los hacen sentir culpables de no guardar el sábado o de quebrantar los mandamientos de Dios, y así los reclutan.

La otra parte del título oficial de la Iglesia, es "adventista". Esta es una referencia a la Segunda Venida de Cristo, también conocida como el Segundo Advenimiento, o Adviento.

Para explicar este aspecto del nombre de la iglesia debemos transportarnos al siglo 19, hace más de 150 años.

Historia

En la primera mitad del siglo 19, o sea los años en los mil ochocientos, surgió en las Islas Británicas y en Europa un avivamiento cuyo énfasis estaba en el retorno de Cristo.

No pasó mucho tiempo sin que las interpretaciones proféticas de la 2da. Venida del Señor llegaran a los Norteamérica y penetraran los círculos teológicos en América.

Estas interpretaciones estaban basadas mayormente en los libros de Apocalipsis y Daniel, y aunque nos parezca mentira a nosotros hoy en día, eran publicadas en la prensa de la época.

En el siglo XIX, conceptos tales como "las setenta semanas de Daniel", "los 2300 días", "la abominación desoladora", "las bodas del Cordero", etc., eran conceptos que se manejaban con soltura en las primeras páginas de los periódicos y en la conversación de la gente.

Hoy en día son desconocidos para el 98% de la población, y aún para una gran masa dentro del cristianismo, que hace gala de una ignorancia monumental con respecto al tema de la Segunda Venida de Cristo y del escenario apocalíptico.

Es increíble como en sólo 150 años, el fundamento religioso y moral de una nación puede caer a niveles tan lamentables.

Ahora, estas predicciones proféticas de la época, ¿en qué consistían?

Vayamos a Daniel, capítulo 8, y en particular al vers. 14 - tengo que llevarlos necesariamente allí si queremos entender el inicio de la iglesia adventista. Este versículo es fundamental para explicar cómo se fundó la denominación.

En el capítulo 8 del libro de Daniel (escrito en el siglo 6to. AC), a Daniel le es dada una visión donde se le muestra que el imperio babilónico del momento sería derrotado por el imperio medo-persa, y que este imperio medo-persa a su vez llegaría a su fin derrotado por el imperio de los griegos. Se trata de Dios revelando la historia a Daniel años antes de que ocurriera.

La derrota de los medo-persas ocurrió cuando los griegos al mando de Alejandro el magno conquistan el mundo. La visión muestra que estando este imperio griego en su mayor fuerza (en pleno apogeo), la cabeza del imperio iba a ser "quebrada", y de ese imperio surgirían cuatro reinos de menor territorio.

Esto ocurrió en la historia cuando Alejandro Magno muere (323 AC) a los 33 años de edad, junto al Eufrates, borracho, enfermo, y lamentando que ya no había más tierras que conquistar.

Sus cuatro generales dividen el imperio en cuatro zonas. Uno de estos generales fue Seleuco (zona de Siria). Años más tarde, su octavo sucesor fue Antíoco IV o Antíoco Epífanes, un lunático que pretendió conquistar el mundo pero sus tropas fueron detenidas por los romanos en Egipto. No pudo avanzar hacia el oeste y en su frustración vuelve y descarga su furia contra los judíos.

Toma Jerusalén y trata de abolir la religión judía por completo. Prohibió la lectura de la Escritura, la observancia del sábado y la circuncisión. Intentó implantar la religión de los dioses griegos, Zeus y compañia. Mató 80.000 judíos en el proceso, 40.000 más fueron vendidos como esclavos. Cometió la peor afrenta para un judío, sacrificó un cerdo en el templo y esparció su sangre prácticamente por todo el lugar. Dedicó el templo de Jerusalén a su dios personal, Jupiter Olympus.

Mancilló a los sacerdotes (los hizo competir en una especie de juegos olímpicos (desnudos) - de ahí se le llama a esto la prevaricación o abominación desoladora.

Antíoco Epífanes - el pequeño cuerno del capítulo 8 de Daniel (no confundir con el cuerno de Daniel 7:8), el anticristo de la tribulación venidera. Antíoco fue un tipo de anticristo - un adelanto, una sinopsis, una representación a menor escala de lo que será el anticristo de los últimos tiempos.

En el v. 13 encontramos que un ángel pregunta a otro en la visión, "¿Hasta cuando durará esta situación?", en otras palabras, ¿hasta cuándo serán pisoteados los judíos?

La respuesta está en el v. 14:

"Hasta 2300 tardes y mañanas; luego el santuario será purificado".

Ellen White, principal fundadora de los adventistas, escribió sobre este versículo: "La Escritura que por encima de todas las otras ha sido el fundamento y el pilar central de la fe adventista fue la declaración,"Hasta 2300 tardes y mañanas; luego el santuario será purificado."

¿Qué quería decir esto? La interpretación clásica de esto es que 2300 días es un período de tiempo que se extiende entre el momento que los judíos son conquistados por Antíoco (171 BC) hasta que son liberados, período que culmina con la revolución de Judas Macabeo en el 165 BC.

Antíoco es derrotado, se vuelve a Siria. El templo es rededicado a Dios, o sea lo que el v. 14 dice se cumple, "El santuario será purificado" - y de ahí en adelante, los judíos celebran todos los años (alrededor de la época de navidad), la fiesta que se conoce como la dedicación del templo, Hannuka (Festival de las Luces, fiesta de la Dedicación) -nuestro Señor concurría a esta fiesta (Juan 10).

Bien, hemos visto la correcta interpretación de Daniel 8:14.Pero, ¿cuáles eran las interpretaciones que se manejaban en el siglo 19?

Bueno, los 2300 días de Daniel 8:14 eran considerados como si fueran 2300 años, y el santuario de que habla el versículo como si fuera la tierra, y poniendo en la licuadora la visión del capítulo 9, conocida como las 70 semanas de Daniel (que es completamente diferente y que fue dada en otro tiempo y no tiene nada que ver con la del cap. 8), y comenzando a contar desde el año 457 BC, el retorno oficial de Esdras a Jerusalén, muchos estudiantes de la Biblia de varias denominaciones llegaron a la conclusión de que Jesucristo volvería a la tierra en el año 1843.

Para ello tuvieron que suponer que ambas profecías, cap. 8 y cap. 9, tuvieron el mismo día de partida. Uno de estos estudiantes fue el ministro bautista William Miller, residente de Nueva York, que comenzó a enseñar esto 25 años antes (en 1818).

Cuando Jesucristo no regresó en 1843, Miller revisó sus cálculos y surgió con una nueva fecha, Octubre 22 de 1844.

Uds. no tienen que ser genios o super eruditos en la Palabra de Dios para darse cuenta de que Miller y sus seguidores estaban en total desobediencia, en rebeldía contra Dios, cuando fijaron fechas.

"Pero del día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre". Mat 24:36
"Velad pues, porque no sabéis a que hora ha de venir vuestro señor" .- Mat 24:42
"Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" .- Mat. 24:44
"No os toca a vosotros saber los tiempos y las sazones, que el Padre puso en su sola potestad" .- Hch. 1:7

Estas advertencias deben ser más que suficiente para no caer en lo que cayeron Miller y sus seguidores. Cuando alguien les da una fecha, de lo único de que uds. pueden estar seguros es que en esa fecha Jesucristo no va venir. ¿Por qué? Porque la Biblia dice que del día y la hora nadie sabe, y estén seguros de que Dios respeta su palabra.

Bueno, yo no sé el día pero sé la hora. El Señor vendrá a las 2 de la tarde. No me miren así, tengo razón. En algún lugar del planeta serán las dos de la tarde.

Ahora, por si a alguno se le diera por pensar de que Miller y sus seguidores eran unos locos fanáticos, gente poco educada, ignorantes, déjenme decirles, gran cantidad de teólogos conocidos, tanto en Europa como en los EEUU apoyaron y promocionaron la interpretación de Miller. No quiero dar nombres por no dejar mal a muchos.

Bien, Jesucristo no vino tampoco en octubre 22 de 1844. Dos fracasos, cerca de 100.000 personas desilusionadas. Todo esto termina con el nombre del "GRAN CHASCO", y es así como se le conoce hasta el día de hoy.

Los tres grupos emergentes del "Gran Chasco"

Miller reconoció su equivocación; sus seguidores se desbandaron, pero tres segmentos o grupos se unificaron para luego formar la Iglesia Adventista del Séptimo Día -Miller nunca se adhirió a ella, nunca fue, en otras palabras, un adventista.

Estos 3 grupos fueron:

1) El grupo liderado por Hiram Edson. Edson reinterpretó la profecía de Miller y dijo que Jesucristo, en vez de venir a la tierra, en esa fecha entró en el lugar santísimo en el templo celestial para iniciar un juicio de obras de todos aquellos que creyeron en él. Esto se conoce como el Juicio Investigador. Por supuesto que una conveniente "visión" sirve de apoyo a esta reinterpretación

2) Segundo grupo fue dirigido por Joseph Bates -insistían en guardar el 7mo. Día como parte del paquete completo, que era guardar los mandamientos de Dios.

3) El tercer grupo, enfatizaba el "espíritu de profecía" o "testimonio de Cristo", que según ellos tenía que estar presente en la "Iglesia Remanente". Por "Iglesia Remanente: se entendía los miembros de la verdadera iglesia antes de la 2da. venida, en el último trecho de la historia, (contando desde 1844 por supuesto) basados en Ap. 14:6 - 12; 12:17; 19:10.

Dicho sea de paso, ellos dicen que los 144.000 de Apocalipsis serán miembros de la Iglesia Adventista. El problema es que tienen mucha competencia: The Church of God (Herbert Amstrong), los Testigos de Jehová, y alguna que otra secta por ahí, también dicen que ellos son los 144.000. Quiere decir que hay una multitud muy grande dando vueltas alrededor de las sillas musicales. Cuando pare la música se va a armar una tremolina bárbara (un lío tremendo) cuando tanta gente se abalance sobre las 144.000 sillas. Algo para alquilar balcones, realmente.

Uno de los miembros de este tercer y último grupo era nada más ni nada menos que Ellen Harmon, llamada más adelante Ellen G. White.

Los ingredientes de la ensalada

Cada uno de estos grupos trajo al movimiento una contribución diferente. El primero, la revelación acerca del Santuario celestial y el Juicio Investigador (doctrina que vamos a analizar hoy, y que algunos de ustedes ni siquiera tenían la mínima noción de su existencia, pero que es fundamental en el esquema adventista).

El segundo grupo, trajo un legalismo recalcitrante, o sea la adherencia a la ley.

Y el tercero, trajo una profetiza que por más de medio siglo sería de una influencia extraordinaria en la Iglesia Adventista, Ellen G. White. Muchos aún la consideran como intérprete infalible de la Biblia, esa la razón por la cual muchos adventistas leen los escritos de White más que o en lugar de la Biblia.

En 1850, James y Ellen White comenzaron a publicar una revista, The Review Herald, a los efectos de diseminar las doctrinas adventistas y sabatistas. Esto ayudó a muchos "milleritas" a formar una coalición distintiva que adoptó el nombre de Iglesia Adventista del Séptimo Día en 1860, y que se incorporó formalmente en 1863, con aproximadamente 3500 miembros en 125 congregaciones (Encyclopedia of American Religion, Vol. 2, p. 681).

Doctrina del Santuario Celestial y el Juicio Investigador

¿Recuerdan el primero de los grupos que mencionamos que surgieron del Gran Chasco? ¿El encabezado por Hiram Edson, discípulo de Miller? Bueno, al día siguiente del Gran Chasco, o sea el 23 de octubre de 1844, tuvo una "revelación especial acerca del ministerio de Cristo relacionado con el templo en el cielo, mientras atravesaba a pie un plantío (así va la historia). Claro, uno puede especular acerca del tipo de plantas que tenía el plantío, sobre todo teniendo en cuenta que en los mil ochocientos la costumbre de fumar ya estaba en práctica.

Según la visión, nuestro sumo sacerdote, Jesucristo, el 22 de octubre de 1844 en vez de venir a la tierra como calculaba Miller -según la visión, reitero-, entró en el segundo compartimiento del templo en el cielo, el lugar santísimo, porque tenía que llevar a cabo una obra allí antes de venir a la tierra .

Entonces, de acuerdo con esta "revelación", William Miller no se había equivocado con respecto a la fecha, sino en el lugar: Cristo no arribó a la tierra pero si entró en el santuario celestial en la fecha del 22 de octubre de 1844.

Según la revelación, el templo celestial fue el modelo en base al cual se construyó el templo terrenal.

Podemos entender mejor esta fase del ministerio de Cristo según los adventistas si explicamos la función del templo en el Antiguo Testamento:

En el Antiguo Testamento, el tabernáculo estaba dividido en do compartimientos, el lugar santo y el lugar santísimo. Estos estaban separados por un velo. En el lugar santísimo estaba el arca del pacto. Los deberes diarios de los sacerdotes eran de ofrecer sacrificios dentro del lugar santo. Pero una vez al año, en el día de la expiación, el sumo sacerdote tomaba dos machos cabríos, a uno lo mataba y entraba en el lugar santísimo y purificaba el santuario, rociando la sangre del macho cabrío en el propiciatorio (para borrar el pecado). En la teología cristiana, esta sangre simbolizaba proféticamente la muerte del Señor Jesucristo, el cordero de Dios, por los pecados del mundo.

Después de purificar el santuario y borrar los pecados del pueblo, el sacerdote ponía sus dos manos sobre la cabeza del segundo macho cabrío, el que estaba vivo, confesaba sobre él todos los pecados de Israel y el animal era llevado al desierto. Esto representaba el alejamiento de los pecados. Uds. pueden leer esto en Levítico 16.

Edson entonces transfiere esta ceremonia del Antiguo Testamento al Nuevo Testamento, en una interpretación extremadamente al pie de la letra y surge con la doctrina del santuario celestial yel juicio investigador. Esta doctrina enseña que Cristo había estado perdonando los pecados desde su muerte en la cruz en el primer compartimiento (lugar santo).

Sin embargo, el 22 de octubre de 1844 Cristo entró en el lugar santísimo, llevando consigo el registro de nuestros pecados y comenzó así la tarea de purificación del santuario, tarea que hoy aún continúa.

Citas oficiales respecto de la doctrina

"... en lugar de venir a la tierra al final de los 2300 días en 1844, Cristo entró entonces en el lugar santísimo del santuario celestial para realizar la fase final de la expiación preparatoria de Su venida." The Great Controversy, p. 422.

Claro, después de escuchar esto, usted dirá: "Pero yo creía que la expiación fue llevada a cabo en la cruz". Bien, escuche la siguiente cita:

"La sangre de Cristo, si bien fue para absolver al pecador arrepentido de la condenación de la ley, no fue para cancelar el pecado ... estará presente en el santuario hasta la expiación final". Patriarcs and Prophets, p. 357.

Ahora, observen ustedes que deben hacer los cristianos mientras la expiación final no se completa:

"Mientras nuestro Sumo Sacerdote está haciendo expiación por nosotros, debemos procurar ser perfectos en Cristo". The Great Controversy, p. 623.

Según Ellen White, la sangre de Cristo en la cruz no hizo expiación total por los pecados, no los canceló, no los borró. Sólo libró al pecador de la maldición de la ley; quitó los pecados de la persona y los trasladó o transfirió al santuario celestial, donde permanecerán hasta que Cristo los borre definitivamente.

En otras palabras, todos nuestros pecados están siendo sometidos a escrutinio en este momento. Esto se llama Juicio Investigador, y consiste en enjuiciar todas las obras de los creyentes para ver quién es digno o no de entrar en el cielo.

Interesante ... cuando esta tarea termine, entonces nuestros pecados serán borrados y Jesucristo regresará literalmente a la tierra para juzgar al mundo y comenzar su reinado.

Todo esto se traduce así: El sacrificio de Cristo no fue suficiente para pagar por todos nuestros pecados. La expiación no fue completa, no fue final.

Escuchemos a Ellen G. White otra vez:

"En el momento señalado para el juicio .... Todos los que han tomado para sí el nombre de Cristo deben pasar por un severo escrutinio . Ambos, los vivos y los muertos, serán juzgados de las cosas que fueron escritas en los libros, según sus obras." - El Conflicto de los Siglos The Great Controversy, p. 486.

"De modo que en el gran día de la expiación final y el juicio investigador, las únicas causas consideradas son las de los que profesaron ser pueblo de Dios" - The Great Controversy, p. 480.

"Cuando los libros de actas se abren en el juicio, las vidas de todos los que creyeron en Jesús son revisadas delante de Dios. Comenzando con aquellos que vivieron primero en la tierra .... Todo nombre es mencionado, cada causa minuciosamente investigada. Se aceptan nombres, se rechazan nombres. Cuando alguien tiene pecados aún presentes en los libros de actas, carentes de arrepentimiento y de perdón, su nombre será borrado del libro de la vida, y el registro de sus buenas acciones será borrado del libro de memorias de Dios" The Great Controversy, p. 483.

Refutación de la doctrina del Santuario Celestial y del Juicio Investigador

Muy bien, ¿qué dice la Biblia de todo esto? Recuerden, para nosotros la Biblia es nuestra máxima autoridad -nosotros medimos todas las cosas de la vida y de la doctrina por la Biblia. Esta es el tribunal de arbitraje final, no hay apelación más allá de la Biblia. 2 Pedro 1:3 dice que todas las cosas que pertenecen a la vida y a la doctrina nos han sido dadas por la palabra de Cristo.

Hechos 17:11 nos motiva a examinar las Escrituras para ver si lo que nos dicen es verdad. Recuerden, esta doctrina está basada en una revelación, algunos llaman a esto el don de profecía , la IASD le llama el espíritu de profecía. Bueno, 1 Corintios 14:29 dice " ...Asimismo los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen". La palabra "juzguen" significa disciernan, examinen, prueben. Examinadlo todo, retened lo bueno.

Bien, procedemos ahora a darles varios puntos de refutación de la doctrina.

  1. LA DOCTRINA SE BASA EN UNA VISION

    El primer problema que presenta esta doctrina es que no es parte de la fe cristiana y apostólica. Judas 3 nos dice que debemos "contender ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos".

    Estamos entonces frente a una nueva doctrina.

    Si una doctrina es nueva no es verdad, y si es verdad no es nueva.

    Los reformistas protestantes se quemaron las pestañas para conectar sus doctrinas con el primer siglo. ¿Por qué hicieron esto? Dos razones muy importantes:

    1. Del pasaje de Judas 3, deducimos que es obvio que "la fe" es el cuerpo de doctrinas que constituye el cristianismo bíblico. Y este núcleo, esta médula doctrinal fue dada (entregada) en el primer siglo y para el resto de la historia hasta que Cristo vuelva. Este cuerpo doctrinal fue dado en qué forma? En la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles (Efe. 2:20: 3: 4-5). La iglesia de Cristo debe defender estas doctrinas. Esto significa que si una doctrina no fue enseñada por los apóstoles, simplemente no forma parte de la fe.
    2. Judas usó el tiempo de conjugación aorista cuando usó la palabra "dada" (paradoqeish). ¿Para qué lo hizo? Para enfatizar que la fe era completa, culminada,total. Tratándose de doctrina o cuestiones de moral, no habría ninguna "nueva revelación" después del Nuevo Testamento.

    El principio de "Sola Escritura" acarrea la noción de que lo que nosotros creemos, la forma de relacionarnos con Cristo y la forma en que vivimos, es determinada por la Escritura, y nada más que por la Escritura.

    Conclusión: Esta doctrina debe ser rechazada en primer lugar por el hecho de que no forma parte de la doctrina apostólica. Es una nueva revelación, y si es nueva, es una mentira.

  2. LA DOCTRINA TAMBIEN SE BASA EN PRESUPOSICIONES

    Los siguientes puntos fueron tomados de http://www.ellenwhite.org/espanol/2300.htm. Los hemos incluído en nuestro estudio por considerarlos importantes. Recomendamos aquí que el maestro elabore en el tema para una mejor comprensión del estudiante. Para aquellos que lean el estudio, recomendamos abrir la Biblia y estudiar a fondo el tema.

    1. Debemos suponer que las tardes y mañanas en realidad significan días.
    2. Debemos suponer que el principio de día por año se aplica a las 2300 tardes y mañanas.
    3. Debemos suponer que Gabriel regresó 11 años más tarde para explicar a Daniel una visión que que ya le había explicado.
    4. Debemos suponer que Gabriel no se proponía hacer que Daniel sellara la visión entera de Daniel 8 - que Gabriel planeaba regresar 11 años más tarde para explicarle parte de ella.
    5. Debemos suponer que Gabriel regresó a hablar con Daniel acerca de una visión que éste había recibido 11 años antes, aunque Daniel le estaba pidiendo a Dios poder entender una profecía enteramente diferente - la profecía de Jeremías de los 70 años.
    6. Debemos suponer que la palabra "determinadas" significa en realidad
      "cortadas".
    7. Debemos suponer que la profecía de las 70 semanas es "cortada" del comienzo de la profecía de los 2300 años, y no de la mitad ni del extremo de ella.
    8. Debemos suponer que la profecía de los 2300 días comenzó en el año 457 a. C., aunque nada relacionado con la asolación del santuario ocurrió ni en ese año ni en los tres siglos siguientes.

    ¿Cree Ud. que es sabio aceptar una doctrina fundamental que está construida sobre tantas y tan débiles suposiciones? Las doctrinas deberían construírse sobre hechos, no suposiciones. Los hechos son que el cuerno pequeño representa a Antíoco Epífanes, que la profecía se cumplió literalmente, y que casi todos los eruditos bíblicos (judíos, cristianos, y hasta algunos adventistas) a lo largo de los últimos 2000 años han reconocido a Antíoco como el cumplimiento de la profecía.

  3. LA DOCTRINA LIMITA EL ACCESO DE LOS CRISTIANOS AL TRONO DE DIOS

    La Biblia nos dice que Cristo NO entró en el lugar santísimo en 1844, lo hizo inmediatamente después de de su ascención a los cielos (Heb. 10: 19, 20).

    "Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, su carne."

    ¿Se dan cuenta? Estas palabras fueron escritas para que las recibieran los creyentes del primer siglo y los de ahora, y todos a través de la historia, antes y después de 1844. Es más, Cristo hizo posible para nosotros que podamos traer nuestras oraciones delante del trono de la gracia (Heb. 4: 15,16):

    "Acerquémonos, pues, confiadamente (parrhesia = libertad de expresión, una expresión griega sinónimo de democracia) al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro (para recibir ayuda en tiempo de necesidad)." El trono de la gracia es el propiciatorio, localizado en el lugar santísimo (Ex. 26:34).

    Pregunta: ¿Cómo pudieron los creyentes tener acceso al lugar santísimo antes de 1844 si Jesús aún no estaba ministrando en él? Una vez más, la Biblia indica que la entrada de Jesús al lugar santísimo ocurrió inmediatamente luego de su resurrección.

  4. LA BIBLIA ENSEÑA QUE LA OBRA DE EXPIACION DE CRISTO SE COMPLETO EN LA CRUZ

    Las palabras de Cristo en la cruz, "Consumado es" (griego: tetelestai), en Juan 19:30, son clara indicación de que su obra de expiación fue completa. El término griego expresa la idea de una transacción efectuada en su totalidad. Ver también Hebreos 10:26.

    La expiación fue completada en la cruz, la Biblia no puede ser más contundente en ese sentido. Nosotros pensamos que en parte, este tipo de doctrina adventista se debe a un total malentendido o total ignorancia de lo que significó la obra de Cristo en la cruz.

    El tema de la salvación del creyente, en lo que tiene que ver con su destino eterno, fue resuelto totalmente en la cruz. No hay nada más allá de la cruz que Cristo deba hacer para asegurar el destino eterno de los que pusieron fe en El. Cristo no dejó nada por hacer, NO Fracasó en lograr una redención completa.

    ¿Fue la expiación completa con respecto a que aseguró realmente la salvación de aquellos que serían salvos? Ninguna obra puede ser considerada completa, perfecta, o terminada, si falla en lograr las metas propuestas.

    Ilustración: El hijo que es enviado a traer el pan, por ejemplo. La misión es incompleta si le promete al padre que lo va a traer y no lo hace. La misión se completa cuando el pan está en casa. De la misma manera, Cristo no vino meramente a lograr que la salvación sea posible. Vino enviado por el Padre a salvar pecadores.

    ¿Acaso los ángeles no dijeron o prometieron que "El salvará al pueblo de sus pecados"? ¿Acaso 1 Tim. 1:15 no dice que "Cristo vino a salvar pecadores"? De esto se deduce que Cristo aseguró la salvación eterna de aquellos por los cuales murió.

    Las doctrinas aberrantes en algunas denominaciones siempre van a enseñar que el pecador debe agregar algo a su propia salvación. Ese algo se puede llamar de diferentes maneras: obras, méritos, bautismo, indulgencias, aun fe y arrepentimiento. Pero siempre el pecador es visto como haciendo su parte en la salvación.

    Pero por el contrario, la Escritura siempre muestra que el sacrificio de Cristo es el que provee los dones de fe y arrepentimiento, y aun de pilón (o yapa), incluye las obras.

    Hechos 5:31 dice que es Cristo el que nos da arrepentimiento para perdón de los pecados. Ver también Hch. 11:18, 16:14; 2 Tim. 2:25; Fil. 1:29, 2:13. ¿Ven? La obra de Cristo se considera completa porque garantiza hasta los medios por los cuales la salvación se recibe.

    Por naturaleza somos esclavos del pecado (Juan 8:34) y carecemos la habilidad de buscar a Dios y Cristo, o de arrepentirnos del pecado y creer en el evangelio (Juan 6:44; Rom. 3:11; 8:7; 1 Cor. 2:14; 12:13). A menos que seamos regenerados desde arriba, que seamos nacidos espiritualmente, que seamos nacidos de Dios, nunca veremos el reino de los cielos.

    Por lo tanto, Cristo necesariamente debió lograr una salvación completa, en la cual El aseguró nuestra aceptación de ella por medio de la gracia. Es por gracia que creemos (Hch. 18:27), es la gracia soberana de Dios la que abre nuestros corazones.

    Cualquier posición que ignora o rechaza el completamiento total de la expiación rechaza también la perfección de la expiación. Y al hacer eso, acusa a nuestro Salvador de fracasar en la obtención de una salvación total.

    Cuando usted llegue al cielo, le debe todo a Cristo. Es todo gracias a Cristo. Usted no puede atribuirse ningún crédito. Usted no tiene nada para contribuir a su salvación. Recuerde eso cuando esté de rodillas orando y alabándole. Toda la gloria, la alabanza y el honor son para Dios, porque El lo ha hecho todo.

    Otras razones por las cuales la obra de expiación de Cristo culminó en la cruz:

    1. Cuando los autores del Nuevo Testamento hablan de la naturaleza del sacrificio de Cristo siempre usan el tiempo de conjugación pasado. Sinifica que la obra fue finalizada.
    2. Cristo sentado a la diestra del Padre indica lo mismo.
    3. Cristo ha sido glorificado ya. Clara indicación de una obra culminada.
    4. El hecho de que Cristo ya ha comenzado su ministerio de intercesión revela que su obra de sacrificio u oblación ha sido terminada.
    5. La obra del sumo sacerdote del Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento el sumo sacerdote no podía interceder por el pueblo hasta que el sacrificio fuera terminado. En Hebreos 2:17, la obra de Cristo es descrita en función de la obra del sacerdote en el Antiguo Testamento.
  5. LOS CREYENTES NO PASAN POR UN JUICIO DE OBRAS QUE DETERMINA SU SALVACION

    Juan 5:24 pulveriza la doctrina del juicio investigador. Si no hubiera en la Biblia más que este versículo para refutar a los adventistas en esta doctrina, sería suficiente:

    "De cierto de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al me envió, tiene vida eterna: y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida."

    El griego en los manuscritos dice categóricamente "no vendrá a juicio" - traducción literal.

    Claro, todos tendremos que aparecer ante el tribunal de Cristo, pero éste será un juicio para recibir o no recibir recompensas por las cosas hechas en el Espíritu, no en la carne (2 Cor. 5:10). En otras palabras, seremos juzgados en como hemos vivido nuestra vida cristiana, pero no en referencia a la pena del pecado, o sea la muerte, la separación de Dios por la eternidad

    El cristiano no tiene que esperar hasta el final de su vida o hasta su resurrección para saber si tiene vida eterna. "El que cree en mi tiene vida eterna" ... "el que cree en el Hijo tiene vida eterna". Juan 3:36; 6:47. Observen que es vida eterna "ahora", no en el futuro.

    "Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna." (1 Juan 5:13). Para que sepáis que teneéis vida eterna, no para que viváis miserablemente, preocupados por si sois salvos o no, no para para vivir pendiente de lo que sucederá en el futuro.

    Romanos 8:1 debe de ser la lápida para poner encima de esta doctrina del juicio investigador: "... ninguna condenación [juicio en el griego] hay para los que están en Cristo Jesús ..."

    ¿Por qué pregunta usted? ¿Ha escuchado hablar de la doctrina de Justificación por Gracia? ¡Ah! Es una doctrina que no se enseña más, ha sido abandonada por el cristianismo.

    "Justificación" es un término legal, significa "inocente", "no culpable", la persona ha sido declarada "justa". El término opuesto de "justificación" es "condenación".

    Puesto en lenguaje doctrinal: "Es el acto judicial de Dios por el cual el pecador que pone su fe en Jesucristo es declarado justo ante los ojos de Dios, y es libre de culpa y castigo". El pecador no está más bajo condenación: se unió a Cristo por fe, es uno con Cristo, y la justicia de Cristo es adjudicada a él. No significa que ud. es hecho perfecto en ese momento, en la práctica ud. sigue siendo un pecador, pero posicionalmente ud. es inocente frente a Dios por los méritos de Jesucristo.

    Es como en la corte de leyes, el acusado al final del proceso es declarado "libre de cargos". ¿ Significa eso que la persona ha cambiado su carácter moral? NO. Sigue siendo la misma persona, pero ha conseguido un veredicto favorable. Ampliando la ilustración y salvando las diferencias, ¿recuerdan la farsa del juicio de O.J. Simpson? Todo el mundo sabe que es culpable, pero fue declarado inocente. Una falla trágica del sistema.

    Dios trata con el pecado judicialmente. El gobernador de X estado de los EEUU puede ejercer clemencia y extender el perdón a un criminal, pero no puede restablecerlo a la posición que tenía como si nunca hubiera cometido un crimen. Por el resto de su vida continuará siendo siendo "un criminal perdonado" Pero Dios no sólo lo perdona, sino que también lo declara "no culpable" y lo restituye como "justo" ante los ojos de la ley de Dios, la máxima ley. ¿Por qué? Porque Jesucristo ya pagó la sentencia. El problema entre el alma de la persona y Dios queda para siempre anulado, revocado, olvidado.


CIERRE

A criterio del maestro.


Editar [sólo administradores]

 

Dirección de esta página: http://www.recursosevangelicos.com/showthread.php?threadid=6921

Mostrar versión para imprimir

[Sólo administradores]
Nuevo artículo | Continuar artículo

 

Recursos Cristianos Evangélicos

¡Ayúdanos a dar a conocer esta web!
Declaración de Fe | Foros Ekklesia Viva | Portal Recursos Cristianos Evangélicos

Powered by: vBulletin Version 2.3.3
Copyright ©2000 - 2002, Jelsoft Enterprises Limited.