El Bautismo


el bautismo

Leido: 64
0 0
Comparte con otros
Tiempo de Lectura:6 Minutos, 10 Segundos

BAUTISMO EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPIRITU SANTO

El bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo es un sacramento importante en la tradición cristiana. Este rito simbólico marca la entrada de una persona a la comunidad de creyentes y representa una profunda conexión con la Trinidad divina.

En el cristianismo, la Trinidad se refiere a la creencia en un solo Dios en tres personas diferentes: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El bautismo en el nombre de estas tres personas es un acto de obediencia a la enseñanza de Jesús en el Evangelio de Mateo, donde comisionó a sus discípulos a “bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Jesucristo dejó una clara instrucción en lo referente a la formula bautismal.

En Mateo 28:19 dice: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”

El pasaje anterior es un claro mandamiento, debe ser obedecido al pie de la letra por todo aquel que sea verdaderamente fiel al Señor quien diera el mandato.

Sin embargo, los unitarianistas, quienes insisten en negar la Trinidad de Dios, se niegan a obedecer el mandato del Señor Jesucristo en cuanto a la formula bautismal y bautizan en cambio en el nombre de Jesús solamente. Esto hacen en desobediencia a la Palabra de Dios y con la intención de negar el nombre del Padre y del Espíritu Santo en dicho sacramento.

Quienes esto hacen pretenden tomar base en los pasajes contenidos en el libro de los Hechos, en los cuales se cita a los apóstoles aludiendo el bautismo en el nombre de Jesús.

Lo que ellos ignoran voluntariamente es que en el pasaje de Mateo 28:19 se da claramente una ordenanza específica y concreta, en relación al procedimiento y formula como se ha de bautizar a los nuevos convertidos. En el libro de los Hechos se nos da información histórica, en donde se dice lo que fue dicho por los apóstoles en el momento de predicar el mensaje evangelístico. El Espíritu Santo inspiró el récord, para que supiéramos lo que ocurrió en ese tiempo, pero no para contradecir el mandamiento de Jesucristo.

Mis amados lectores, todo estudiante humilde y sabio debe saber que la Palabra de Dios nunca se contradice. También debe saber que para su correcta interpretación los pasajes bíblicos se dividen en pasajes de instrucción y pasajes de información.

El acto de ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo tiene un profundo significado espiritual. Al sumergirse en el agua o al recibir una aspersión simbólica del agua, el individuo está simbólicamente muriendo y resucitando con Cristo. Esta experiencia representa la muerte del viejo yo y el renacimiento en la nueva vida en Cristo.

El bautismo en el nombre de la Trinidad también simboliza una relación íntima con Dios. Al entrar en la familia de creyentes y ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, la persona está declarando públicamente su fe en la Trinidad y su compromiso de seguir a Dios en todos los aspectos de su vida.

Los pasajes de instrucción contienen una verdad doctrinal completamente clara y no necesitada de que se interprete, pues lo que dice claramente, solo resta obedecer.

Los pasajes de información contienen una crónica o relato verdadero de las cosas que pasaron, tal y como se dieron en la vida y tiempo de quienes figuran en la historia sagrada. Un pasaje de información nos presenta a los personajes con todos sus aciertos y todas sus fallas, lo que Dios nos presenta en estos pasajes debe ser observado cuidadosamente e interpretado correctamente para luego extraer de ellos verdades y principios eternos que puedan sumarse a la doctrina bíblica.

Para asuntos de doctrina, un pasaje de instrucción es claramente la base. Cuando encontramos algún o algunos pasajes de información que nos presentan a alguien, no importa quien sea, aparentemente contradiciendo lo que un pasaje de instrucción afirma, entonces sabemos que el pasaje de información necesita ser observado con mas cuidado ya que es imposible que un mandamiento directo sea cambiado por una interpretación que nosotros le demos a un pasaje de información.

En Mateo 28:19 encontramos un claro pasaje de instrucción, cuyo contenido deja un claro mandamiento, una clara instrucción y todo aquel que desobedece a lo que Jesucristo enseña y ordena se hace rebelde a la Palabra de Dios.

Veamos los pasajes que los unitarianos utilizan para explicar sus erradas conclusiones.

Recordemos también, que la razón que ellos tienen al negar la verdadera formula bautismal tiene su trasfondo en el hecho de querer negar a toda costa que Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. O sea la Santa Trinidad.

Hechos 2:38 “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”
Hechos 8:16 “Porque no había descendido sobre ninguno de ellos, sino solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.”
Hechos 19:5 “Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.”
Hechos 10:48 “Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.”

Todos los pasajes anteriores mi querido lector, son pasajes de información, en ellos se nos da el relato fiel de las cosas tal y como ocurrieron, y se nos da el recuento verdadero de las cosas que fueron dichas por los apóstoles.

Pero ninguno de estos pasajes contradice el mandamiento de Jesucristo mismo en Mateo 28:19, en ellos se nos cuenta lo que dijeron los apóstoles en momentos de la predicación evangelística, pero no nos instruye a desobedecer lo que ya se nos ha mandado por el Señor mismo.

En el momento de ministración evangelística, el predicador enfatiza el nombre del Señor Jesús, porque no hay otro nombre dado a los hombres en quien se pueda ser salvo, en todos esos pasajes se le indica al recipiente que obedezca en el nombre de aquél en quien ha creído. Pero al llegar a las aguas bautismales la formula utilizada era aquella dada por los labios mismos del Maestro de maestros, Jesucristo el Señor. Es decir, que se bautizaban tal y como se debe hacer hoy, en el nombre del Padre, y del Hijos, y del Espíritu Santo.

El bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo es un acto de fe y obediencia para los cristianos. Representa la entrega total a Dios y el inicio de una nueva vida como seguidor de Cristo.

Además, el bautismo en el nombre de la Trinidad también une a los creyentes en una comunidad de fe. Al ser bautizado en el mismo nombre que millones de cristianos antes, el individuo se conecta con una tradición y una historia espiritual más amplia.

Los pasajes que los unitarianos citan no nos muestran a los apóstoles en el momento de estar bautizando. Si así fuera el texto diría como bautizaron a todos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

A través del bautismo, los creyentes declaran públicamente su fe y se comprometen a seguir a Dios en todas las áreas de su vida.

¡Amén!

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Por favor, síganos en las redes sociales:

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *